Aquí en Venezuela

A través de mi vida he crecido enamorada de este maravilloso planeta y tengo el privilegio de haber nacido en Venezuela, país que en cada centímetro de su geografía es demostración viva de la singularidad de esta esfera azul que es nuestro hogar.
Así que no se me ocurre una mejor manera de agradecer que la de dedicar el mayor tiempo posible a trabajar por este terruño y sus grandiosa biodiversidad.
Es por ello, que al iniciar este 2021, con plena conciencia de todo lo que estamos enfrentando como sociedad y como humanidad en peligro de extinción, quiero que las primeras líneas que escribo sean de reconocimiento profundo y de agradecimiento para todos aquellos que día a día dedican sus esfuerzos a la protección, preservación, investigación, arte y poesía por nuestros espacios naturales, en definitiva por la vida de todos, aún cuando muchos todavía no lo comprendan.
Quienes hacemos la tarea sabemos que es aquí donde todo comienza, es aquí donde de la vida prístina nos llena de fuerza y energía. Es aquí donde nos acercamos a las personas, no como técnicos o ambientalistas, sino como individuos que comparten un fin común y se unen para construir una sociedad de respeto y amor por su entorno. Una sociedad que está dispuesta a rehacer la ruta y rescatar lo que aún nos queda, porque sabemos que de seguir el camino autodestructivo sin duda las perdidas serán irreparables y probablemente no habrá regreso.
A Ustedes Mujeres y Hombres que desde cualquier trinchera, en cualquier lugar del planeta trabajan y luchan por la vida sin importar la forma, especie o ecosistema que ésta represente ¡GRACIAS INFINITAS!

Son cientos los caminos y miles los caminantes
No estamos solos

Gloria Tovar Díaz
Ecoazul
Trabajamos por la conservación de la Naturaleza
Creemos que si es posible…