El pasado sábado 24 de Abril se dictó en las instalaciones de Ecoazul el taller «Manejo Integral de Animales de Granja Asociados a la Producción Agroecológica», a cargo de Lusbellany Puentes, técnica de campo del proyecto Vivir de la Tierra, Agricultura Climáticamente Inteligente.

En su presentación Lusbellany resaltó: «Es de gran importancia en los actuales momentos que aumentemos la eficacia en la producción de alimentos dentro de cada finca familiar. Al hacerlo mejoramos los ingresos y los medios de vida de cada uno de nosotros».

En su intervención y en el conversatorio posterior sugirieron diversas prácticas de alimentación y de sanidad tanto para aves de corral, para conejos y para el ganado vacuno; las especies de cría más comunes entre los participantes del proyecto. Siempre teniendo en cuenta que sirvan para fortalecer los sistemas agro productivos familiares.

Vivir de la Tierra se ejecuta en la aldea El Paramito, Municipio Andrés Bello, en la serranía norte del Estado Mérida y cuenta con el aporte delPrograma de Pequeñas Donaciones (PPDVenezuela). Esta comunidad se ubica a 9 km de la población de La Azulita, capital del municipio y centro urbano más cercano. Su altitud está entre los 1.522 y 1.880 m.s.n.m. Es una aldea rural andina que tradicionalmente desarrolla sus medios de vida fundamentados en actividades agrícolas y pecuarias. En ella viven alrededor de 260 personas.

Con este esfuerzo se pretende minimizar el impacto de la agricultura y de la ganadería en el bosque nublado andino, un ecosistema por demás vulnerable y que ha sido sometido a una inclemente deforestación en las últimas décadas

De esta manera el Fondo para el Medio Ambiente Mundial de la Organización Naciones Unidas demuestra con hechos su interés por preservar los ecosistemas venezolanos ofreciendo opciones económicas para los pobladores rurales que estén en consonancia con la rica biodiversidad de Venezuela y las políticas de desarrollo sostenible.